3 ene. 2012

La Grata Sorpresa de Guilty Crown


Pocos animes del ya cerrado 2011 nos han dejado huella de forma implacable. Ha habido novedades y estrenos llamativos, pero muchos de ellos se han desinflado a la tercera emisión.

Con este panorama y tras unas cuantas decepciones, me resistí a probar Guilty Crown para no volver a desilusionarme, pero fijate tú que me llevé una bonita sorpresa... Tras 11 capítulos, ha conseguido que espere con ganas el próximo, que (si nadie lo impide) me traerán los Reyes Magos este jueves 5/1/12.


La historia es futurista, sí, pero con unos tintes muy realistas, nada demasiado extravagante. Todo comienza en el año 2029 cuando el "Virus Apocalypsis" se extiende y hunde a Japón en un estado de caos, período al que se le conoce como "Lost Christmas" (La Navidad Perdida). Una organización internacional conocida como GHQ interviene aplicando la ley marcial y restaura el orden a Japón a costa de su independencia. 

Diez años después, en 2039, Japón sigue devastado por la deuda económica causada por la epidemia sin control y el país del sol naciente se atiene al régimen autoritario de aquellos países con quienes el gobierno se endeudó para salvar a su población. 

Shu Ouma, un joven de instituto de 17 años, conoce a Inori Yuzuriha, la vocalista de Egoist, mientras visitaba uno de sus sitios favoritos de camino a casa. Shu es un gran fan de Inori, una cantante que reina en Internet. Sin embargo, también descubre su otra cara: la chica es miembro de "Undertaker", un grupo de resistencia cuyo objetivo es liberar a Japón del GHQ.

Shu empieza a tomar parte en las acciones de los "Undertaker" cuando "la marca del rey" aparece en su mano derecha. Esta "marca" le otorga el poder materializar un arma que extrae de las personas, los Void.

A partir de ahí, la cosa se pone interesante, los personajes se mezclan, aparecen las verdaderas intenciones y la serie coge un ritmo rápido y atractivo. Y por ahí vamos!


Tengo que decir a su favor, que para ser "un chico del insti", Shu tiene las dudas normales que tendría cualquier persona ante una cosa tan grande y repentina. Muchas otras series muestran a los "protagonistas quinceañeros de preparatoria" aceptando su sino sin más, porque sí, sin siquiera preguntarse de dónde, porqué o si morirá después...


Otra cosa interesante es su capacidad para sorprender y enganchar con cada final de episodio. No sé cómo lo hacen, pero todo va bien, lo tienes asimilado, lo integras en su ser, comienzas a sonreir, ya te ves venir los créditos del final... y en el último segundo del capítulo pasa algo que te "descuajeringa" la historia y le da un vuelco radical!! Son geniales, la verdad.

Coincido con la mayoría de reseñas en que la calidad de la animación (impresionante!) y la fuerza y elegancia de su banda sonora (tanto openings como música de fondo) ayudan a encumbrar al anime como uno de los reyes de la temporada.



Vamos, que me he llevado una muy grata sorpresa y me da fuerzas nuevas para probar los futuros estrenos que nos vienen!!!

Totalmente Recomendado!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario