19 may. 2011

Death Note, una obra maestra.

Pocos animes me han impresionado tanto como Death Note. De hecho, mientras lo veía no tuve en ningún momento la sensación de estar viendo un anime, sino una buenísima película de intriga policíaca con tintes de magia negra... Simplemente, sublime.

Desde mi humilde opinión, si los que empiezan a seguir el anime no han visto Deaht Note, One Piece, Dragon Ball o Naruto hasta un nivel algo avanzadito no deberían ser merecedores del título oficial de Otaku.

Death Note cuenta la histArchivo:Death Note, Book.svgoria de Light Yagami, un estudiante de preparatoria (vamos, el insti de toda la vida) que un buen día se encuentra un cuaderno sobrenatural llamado «Death Note». Este cuaderno posee la capacidad de matar personas sólo con que el usuario escriba en él su nombre, cuándo y cómo quiere que muera mientras le visualiza mentalmente. Light, tras asimilar éste poder, intenta eliminar a todos los criminales y crear un mundo donde no exista la maldad, creyéndose con todo el derecho a decidir quién muere y quién vive. Para colmo, su padre es el jefe de policía que intenta averiguar quién es el responsable de todos estos asesinatos tan raros y el gobierno contrata a un especialista, L (un detective privado digno de un Óscar), para intentar detenerlo. 

El anime es pura estrategia de combate entre Light y L. Yo lo comparo con una partida de ajedrez en la que ambos son maestros y nunca sabes quién va a dar el Jaque Mate definitivo. Su argumento, diálogos, crueldad en los asesinatos, personajes y, como siempre, su idioma original, lo convierten en una auténtica obra maestra digna de ser vista por todo el mundo, no sólo los fans del Anime.

                 

Eso sí, mucho cuidado porque la serie te puede hacer desvariar... preguntad en China, donde a principios de 2005, algunas autoridades escolares lo prohibieron debido a que los estudiantes habían tuneado sus cuadernos para que se pareciesen al Death Note y escribían en él los nombres de conocidos, enemigos y profesores. Éstos se cagaron (perdón por la expresión) y basaron la prohibición en que el fin era la "protección de la salud física y mental de los estudiantes". La prohibición de la serie se extendió a otras ciudades de China, incluyendo Pekin, Shangai y Lanzhou. Legalmente Death Note en chino se puede conseguir sólo en Hong Kong y Taiwán.

El manga y anime han tenido tanto éxito que ha sido llevada al cine en varios países; Japón, por supuesto, con varias versiones y Estados Unidos, donde como le dieron "su toque americanizado", perdió toda su esencia, la verdad.

La serie, que terminó de emitirse en junio de 2007 (37 episodios), ha comercializado todo lo posible; banda sonora, videojuegos, películas, cuadernos, merchandising...

Lo dicho, culto por Death Note...

No hay comentarios:

Publicar un comentario